¿Cómo es vivir en una casa de madera?

house keys 4521073 1920 - ¿Cómo es vivir en una casa de madera?Está claro que vivir en una casa de madera es una experiencia única. Si tienes en mente comprar una casa prefabricada, sigue leyendo porque aquí te contaremos todo sobre ellas. La Casa de Madera es un lugar donde poder los diferentes modelos de casas que existen según las necesidades.

El hecho de vivir en casas de maderas viene desde hace muchos años atrás, cuando el único material resistente era éste. Pero hoy en día si decidimos vivir en una de ellas no es por necesidad, sino por gusto. Vivir en una casa de madera es muy acogedor, estamos cerca de la naturaleza y son bonitas.

Y no solo por lo estético, sino también porque son viviendas muy aislantes, tanto del frío como del viento. Todas están fabricadas con materiales seguros, que no prenden.

En España cada vez son más las personas que se deciden por comprar una. En La Casa de Madera Online venden casas de madera prefabricadas o viviendas móviles.

Lo bueno que tienen este tipo de casas, entre otras cosas, es que las puedes ir cambiando de lugar. Ahora bien ese rumor acerca de este tipo de viviendas de que «no necesitan permisos para ponerlas en una parcela» no es del todo cierto. Depende de si la casa es un bien mueble o inmueble. Si la casa de madera es un bien mueble, es decir, que no hace falta escrituras, por lo que es como un objeto. En este caso, puedes ubicar la casa sin necesidad de licencias, siempre y cuando sea en una propiedad nuestra. De todos modos, nuestra recomendación es consultar antes con el respectivo Ayuntamiento.

La Casa Prefabricada es una empresa en Sevilla, especialista en la venta de casas prefabricadas de madera. Para más información, contacta con ellos. Te asesorarán en función de tus gustos y necesidades.

Consejos para mantener tu coche como nuevo

4060 - Consejos para mantener tu coche como nuevo

Hoy en día, utilizamos el coche para todo. Ya sea para ir a trabajar, para viajar, ect. En definitiva es nuestro principal modo de transporte. Ahora bien, nos deberíamos de parar a pensar si ¿lo estamos manteniendo bien? o ¿solo lo justo y necesario?

Todo aquel que tenga un vehículo debe saber, que los coches necesitan un mantenimiento mínimo, como pueden ser: las pastillas de freno, los neumáticos, el cambio de aceite, filtros, amortiguadores… Pero en numerosas ocasiones pasamos por alto otras partes del coche de gran importancia, que también necesitan ser examinadas.

Siempre es mejor prevenir que curar, y es que no puede ser más verdad. Con los coches pasa igual. A veces pensamos que no tenemos averías, que no es necesario que nos revisen el coche o simplemente lo dejamos pasar y no le damos importancia. Es un error garrafal. Con los coches, sino les prestamos la atención que necesitan en su momento, la avería irá a peor. Por lo tanto, tendremos que pagar mucho más dinero en la mayoría de las ocasiones y esperar más tiempo.

No cambiar los neumáticos en su momento, puede ser un ahorro de dinero. Pero a la larga será un gasto mayor, incluso peor… puede ser la causa de un accidente. O por ejemplo, la correa de distribución. Lo que en un principio cambiarla nos puede costar cientos de euros, sino se hace en su debido momento… el problema será más grande y la factura también. Alcanzando incluso los miles de euros.

¿Qué debemos revisar periódicamente?

Super importante, el líquido de frenos. Se cambia cuando el coche haya hecho entre 30 mil y 40 mil kilómetros. Más o menos cada dos años, según los profesionales.

Los neumáticos, de vital importancia. Podríamos decir que es de lo que más se desgasta, ya que es lo que está en continuo contacto con el asfalto. Según el fabricante, lo ideal sería cambiar los neumáticos cuando la banda de rodadura no llegue a los 1’6 milímetros. Pero el mantenimiento del neumático no solo es cambiarlo cuando sea pertinente, sino también ir controlando la presión de éste.

Los amortiguadores, un elemento fundamental para asegurar la estabilidad del coche. Cuando nuestro coche alcance los 30 mil kilómetros ya se deben de someter a un control. Y cuando lleguen a los 60 mil kilómetros, se deberán cambiar.

Y por último, pero no menos importante el aceite. Lo recomendable es cambiar el aceite cuando el coche esté entre los 5 mil y 15 kilómetros. Es un gesto muy sencillo a hacer, pero muy valioso para el vehículo.

En Sevilla, en Autodesguaces Benacazón se pueden encontrar todo tipo de piezas y recambios para el coche. Contacta con ellos si necesitas ayuda, estamos seguros de que encontrarás lo que buscas.